Usuario y diseño de marcas sin estrategia. El temido efecto déjà vu.

El concepto déjà vu es el fenómeno vivido por el usuario por el que se tiene la fuerte sensación de que un evento o experiencia que se vive en la actualidad se ha experimentado en el pasado.

Últimamente como usuarios tenemos la extraña sensación déjà vu en muchos de los sitios que solemos frecuentar.

Estamos seguros que no sólo nos ocurre a nosotros, seguramente el 80% de los usuarios lo perciben sin ser profesionales del diseño visual.

Y aunque algunos defiendan que si son diseños parecidos es más positivo y consiguen hacernos sentir más cómodos.

Lo cierto es que seguir las tendencias haciendo diseños iguales utilizando materiales parecidos hacen que el conjunto pierda personalidad, diferenciación y posicionamiento.

Causando el temido efecto del local de moda, “si es que todos son iguales”.

El problema de las tendencias

Muchos de los locales que vemos y de las experiencias que vivimos con las marcas son tan parecidas que nos da la sensación de haberlas visto, consumido y disfrutado anteriormente.

Esto es causado en la mayoría de las ocasiones por algo tan sencillo como es que los diseñadores sólo tienden a fijar sus investigaciones en aspectos visuales y tendencias.

No se trabaja a fondo la realización de estrategias que den respuesta a una necesidad empresarial y que vayan alineadas a una propuesta de valor.

Los diseñadores que sólo diseñan y basan sus argumentos en aspectos visuales, crean y desarrollan soluciones visuales basadas en “me gusta o no me gusta”.

El usuario tiene la sensación de consumir el mismo producto/servicio, porque los códigos visuales le son muy familiares.

Restaurantes y tiendas de moda

Si hay dos tipos de negocio donde cobra más fuerza este problema es en los restaurantes y tiendas de moda. La mayoría de ellos, parece que han salido de cadenas de producción industrial en donde se siguen ciertos patrones comunes.

Como usuario, si frecuentas barrios de moda en grandes ciudades seguro que has tenido la sensación del déjà vu más de una vez.

Entrar a desayunar en una cafetería bio, comprar una camiseta en una gran cadena inglesa de precios bajos y sentir lo mismo al entrar a comer en la gastro taberna de dos calles más arriba.

Todos utilizan los mismos códigos, locales en madera, minimalistas y con detalles geométricos metálicos en las lámparas. Predominan los códigos pastel y vinilos o pinturas en las paredes.

Todos son iguales pero, ¿todos los usuarios son iguales? ¿y sus necesidades?

En un afán de vivir experiencias diferentes y únicas los usuarios ahora preferirían tomar el café en un bar de toda la vida, comprar la camiseta en una tienda práctica y comer en un restaurante de mantel de cuadros.

Estamos ante un efecto déjà vu tan presente que satura al usuario y produce el efecto contrario de hacerlo familiar.

Criptomnesia y diseño

La palabra francesa criptomnesia significa recuerdo oculto. Ocurre cuando se recuerda algo que esta almacenado en la memoria pero no se experimenta como un recuerdo.

Muchos diseñadores que trabajan sin un guión estratégico les ocurre, basan su experiencia visual y conceptual en sólo las referencias y tendencias de proyectos ya realizados por otros diseñadores y de los que poder obtener las pistas para crear su diseño.

Este tipo de diseñadores, piensan que su idea es original y única, fruto de la inspiración y de la creatividad cuando en realidad se está trabajando con un pensamiento almacenado en la memoria por haberlo visto o escuchado antes.

A diferencia del plagio, este efecto se da de buena fe, es involuntario. Pero es cuando el usuario directo o final al presentarle un proyecto dirá, “esto se parece a” o “me recuerda a”.

¿Cómo defender algo que carece de base al usuario?

Siempre defendemos que el diseño sin estrategia (de marca y negocio) no es funcional. Si sólo nos quedamos en la referencias creativas, seguramente el proyecto tendrá el temido efecto déjà vu, cuando en realidad lo que queremos es que sea el efecto wow!

Para conseguir que un diseño o una solución creativa sea diferente, única y sobre todo de respuesta a las necesidades de tus usuarios finales es necesario aplicar la estrategia.

La estrategia ayuda a los diseñadores a que no se pierdan por el camino fácil de la creatividad. Ordena las ideas y las focaliza para cumplir un objetivo final, el de tu usuario final.

Ayudando a crear conceptos y diseños únicos, diferenciados y que posicionen la propuesta de valor en un mercado saturado de cosas iguales.

Si quieres ser diferente, evita que tus usuarios caigan en la rutina y la monotonía de pensar que eres como vivir un déjà vu una y otra vez.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para ofrecer una mejor experiencia de navegación. Si continúas navegando consideraremos que aceptas su uso. más información

ACEPTAR