Las 5 tendencias para 2018 que conseguirán emocionar a tus usuarios

Durante los últimos años hemos comprobado como las estrategias que incluían las experiencias y las emociones en sus acciones han sido tendencia.

Pero este 2018 llega con un usuario demasiado saturado de experiencias emocionales, ¿cómo van a ser capaces las marcas de emocionarlos?

No es fácil sorprender, emocionar o ser memorable cuando vivimos rodeados de tantos impactos visuales, auditivos y experienciales.

Pero en la diferenciación, la innovación y la apuesta por mejorar la experiencia del usuario (ya sea compra o de posicionamiento) es la que nos hará posible crear marcas y conceptos únicos.

Porque al final lo que nos emociona es lo que realmente recordamos.

1. La realidad sin adornos

Estos últimos meses algunas marcas ya se han apuntado a un mensaje más realista.

Veníamos de una tendencia, en la que contar historias y hacerlo tocando la emoción se había convertido en algo habitual.

Durante los últimos meses, hemos gastado más “kleenex” con algunos anuncios que con el mejor de los dramas. Un ejemplo es el anuncio Repsol de Navidad y su claim “La magia de la Navidad también está en el camino”

El usuario esta cansado, quiere cosas nuevas, que conecten con ese 1% de lógica frente al 99% emocional que somos.

Por eso ahora, la mejor manera de conectar con los usuarios es desde la realidad.

Cuenta historias reales, situaciones reales, que nos ocurren a todos y conectan rápidamente.

Un ejemplo reciente Tus Navidades Imperfectamente Perfectas de Lidl.

Los recursos más valiosos para estas estrategias son las anécdotas o las tradiciones. Un tono de voz bien trabajado y alineado a la estrategia nos ayudará a conectar con un usuario deseoso de cosas nuevas.

2. La personalización

Si hay algo que de verdad conecte con las personas es la personalización.

Sentir que el mensaje va dirigido exclusivamente para nosotros.

Recuerda el nombre de las personas con las que te comunicas como marca y no dejes de utilizarlos.

El futuro de la personalización para poder adaptar los contenidos, es que las marcas se adapten los gustos y necesidades de los usuarios.

La segmentación y un análisis profundo del usuario nos va a ayudar a proporcionar soluciones únicas y diferentes.

Los nuevos medios con los que poder comunicarse con el usuario como los Chatboots, mejorarán en los próximos años para dar un servicio más cercano, personalizado y completo.

3. La mejor publicidad es la que no es publicidad.

Si hay algo que molesta y huimos todos es de los anuncios.

Siempre que aparecen en la televisión o en YouTube o en cualquier web, tratamos de esquivarlos y que molesten lo menos posible.

Por eso las marcas tienen que cambiar su estrategia ahora más que nunca con usuarios potenciales como los millenials y ofrecer algo más que un producto con unas funcionalidades y un precio.

Los influencers y “recomendadores” seguirán siendo la “personalización” de las marcas.

Acercando las mismas a donde están los usuarios redes sociales y medios móviles.

Pero además, será importante ofrecer contenidos de utilidad, personalizados y cuyo consumo reporte una utilidad práctica.

Son muchas las marcas que están generando contenidos de calidad en diferentes formatos: Telefonica y su blog “Con tu negocio”, Coca Cola y su campaña “Benditos Bares” o un programa de televisión sobre decoración de Ikea.

4. La importancia de los datos

Si hay algo que tanto el branding como el marketing coinciden, es en la necesidad de contar con datos sobre los que focalizar sus estrategias.

El Internet de las cosas (IoT), el Big Data y otros medios más tradicionales (encuestas o estudios de mercado) son herramientas que nos van a permitir conseguir mejorar los resultados de nuestras campañas.

Este aumento de información nos va a permitir tener la capacidad de poder adaptarnos con mayor rapidez y facilidad a las necesidades de nuestros usuarios.

Lo cierto es que muy pronto y los dispositivos conectados ganarán la partida en número a los smartphones, el epicentro actual de la vida digital.

5. Menos imágenes. Más vídeos.

El consumo en el último año de vídeo ha crecido sustancialmente.

Las redes sociales se han hecho eco y han incorporado esta opción en sus aplicaciones.

De hecho, este formato, ha facilitado el desarrollo del I-commerce, venta de productos a través de las redes sociales.

El vídeo es un formato que conecta mejor con el usuario y permite contar más cosas en menos tiempo.

Plataformas como Amazon lo saben y han aumentado el número de vídeos de productos. ¿Por qué? Porque no es lo mismo que te lo cuenten a que lo veas.

Un mayor aumento del uso del móvil ha hecho que el vídeo este año sea la manera más eficiente para poder llegar a todos tus usuarios.

Ya no sólo en directo, en cualquier formato o duración. Los vídeos evolucionan para ofrecerte la opción de compra dentro de la reproducción.

Una buena manera de llegar más rápido a tu usuario.

Lo cierto es que estamos ante un maravilloso paradigma digital en el que las marcas se adaptarán en función de los medios y herramientas que dispongan, con un solo objetivo: llegar antes al usuario.

2018 va a ser un año increíble con el que poder hacer grandes cosas juntos.

Nosotros te acompañamos.

Leave a Reply

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para ofrecer una mejor experiencia de navegación. Si continúas navegando consideraremos que aceptas su uso. más información

ACEPTAR