Tagline, claim y copy. Una frase resumen que habla de ti, de tu producto y de sus valores.

marca-tagline-usuario

En muchas ocasiones hablamos de términos como tagline, claim, copy… pero nuestro cliente, en la mayoría de las ocasiones, salvo que pertenezca a un departamento de marketing o marca no va a saber de que estamos hablando.

Siempre hemos defendido la simplicidad a la hora de hablar con nuestros usuarios. Es un error muy común en la agencias de publicidad y diseño, abrumar al cliente con un lenguaje técnico y normalmente en inglés.

Es un gran error porque si tu usuario no habla tu idioma, no te va a entender y no va interiorizar muchas acciones que son necesarias para un proceso de creación de marca.

Eso a corto y medio plazo va implicar mayor inversión de esfuerzos y tiempo para poder defender el proyecto y aún así tu usuario tendrá la sensación de que le “estas engañando”.

Nuestra propuesta es utilizar un lenguaje cercano y accesible, que ayude a que todos nos podamos entender.

Por eso (simplificando), cuando explicamos a nuestro usuario que es un Tagline, un claim o un copy, lo llevamos a la esencia, que no es más que una frase resumen que habla de ti, de tu producto y de sus valores.

La propuesta de valor (Tagline)

Empecemos por lo más importante, la promesa de valor. Muchas veces los clientes no consideran importante que su marca, tenga esta frase de apoyo pero hay un ejercicio que solemos hacer y es muy gráfico antes de trabajar la estrategia de la marca y es preguntar al cliente, si hoy te murieses, ¿qué pondrían en tu lápida?

Esa frase resumen de una vida, sería un extracto de lo todo lo bueno que has sido y por lo que te recordaran siempre.

El tagline, sería la propuesta de valor en vida. Las marcas necesitan esta frase para que sus usuarios conozcan realmente lo qué son, qué hacen y qué van hacer por nosotros con tan sólo unas pocas palabras, reforzando el significado de la marca.

El mítico y recurrido ejemplo sería Nike y su tagline, “Just do It”.

Pero más cerca encontramos taglines como el de Agencia Tributaria y su mítico “Hacienda somos todos”.

El tagline tiene tanta importancia que en ocasiones una mala reputación de la marca o algún problema de producto o servicio hacen que este se elimine o se revise a fin de estar alineado con la estrategia correcta que consiga cumplir nuestros objetivos como marca.

Un ejemplo sería el famoso “Das auto” de Volkswagen, que utilizaban como frase de apoyo de la marca y cuando surgieron los escándalos tuvieron que retirar su propuesta de valor a fin de cambiar su mensaje y cambiar su estrategia.

Por eso el tagline es inseparable de la marca ya que nace y crece con ella y con los objetivos empresariales.

El grito de guerra (claim)

El claim o “grito de guerra”, se utiliza específicamente en las campañas comerciales, esta alineado con la estrategia de marca y la propuesta de valor, pero conectado con los objetivos específicos que se buscan a nivel comercial con la publicidad del producto o servicio.

Algunas veces, el claim de una campaña, coge tanto peso que llega a convertirse en el tagline de la marca, es el caso de BMW y su universal “¿te gusta conducir?.

En esos casos, hay que replantearse la estrategia y analizar todos los aspectos que componen la plataforma de marca para que esté alineado a la nueva propuesta de valor, o en su defecto evaluar si la existente es válida para esta nueva definición de lo qué somos.

El claim por tanto, se trabaja a nivel comercial, respondiendo a unas necesidades específicas de campaña para un producto o servicio.

Un ejemplo práctico para entenderlo sería Coca Cola, que para esta nueva campaña y cambio de posicionamiento utiliza el claim “Siente el sabor” aunque durante años haya sido la marca de la felicidad.

Háblame de tu producto (copy)

A la hora de realizar un proyecto de marca de negocio o comercial seguramente este sea el trabajo que más te costará explicar, ya que la mayoría de los clientes creen que no es importante el contenido que se crean para sus campañas o productos y lo que de verdad vale es lo que su departamento técnico o producto facilita.

Sin embargo, este es uno de puntos estratégicos más importantes que tiene una marca para ser capaz de convencer, informar y posicionar el producto o servicio en un mercado lleno de competencia.

El usuario necesita información sobre el producto, pero sólo tendrá interés en conocer más sobre el mismo, si previamente conoce los beneficios que conseguirá o la experiencia que le garantiza llaman su atención.

Por eso es importante contar con un trabajo de copy-creativo o contenidos comerciales que estén estratégicamente alineados con la marca a través de un tono de voz. Esto nos garantizará una identificación por parte del usuario, que apoyado con un trabajo de generación de contenidos comerciales conseguirá atraer al usuario hacía nuestro objetivo.

Lo importante no es el qué dirán y el cómo te recordaran cuando no estés. Lo importante es no morir nunca, porque todos saben cómo eres y por eso te eligen a ti.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para ofrecer una mejor experiencia de navegación. Si continúas navegando consideraremos que aceptas su uso. más información

ACEPTAR