Storytelling, brand content y malas compañías. No es lo qué cuentas, sino cómo y dónde lo cuentas.

storytelling-brand-content

Tras la reciente polémica en la cuál Google ha tenido que pedir públicamente perdón a sus socios y anunciantes por publicar sus reclamos junto a contenidos de odio, empieza una nueva etapa en la que ahora más que nunca será importante analizar y vigilar el uso que se hace de tu marca sino quieres que las malas compañías acaben con tu reputación e inversión en estrategia digital en apenas segundos.

Seguramente te ha ocurrido que estas viendo un vídeo en Youtube sobre tutoriales de cualquier aplicación de diseño y por casualidad anuncian antes del vídeo que quieres ver, una web de diseño de páginas web para que las hagas tu mismo. Otro día decides buscar una receta sobre bizcochos para la tarta de cumpleaños de tu madre y por casualidad, antes de empezar a visualizar la receta van y te anuncian la marca de levadura…

Simplemente discrimina por los segmentos y algoritmos que especifican que ese anuncio es el que más encaja para el tipo de usuario que esta viendo ese contenido.

Las marcas y las malas compañías

Volviendo a lo de antes, ahora imaginaros que en vez de bizcocho para la tarta de tu madre aparece una receta de bizcocho para esconder sustancias prohibidas, explosivos… consciente o inconscientemente la marca de levadura ya la vas a relacionar con ese contenido, por lo tanto al traste la inversión en estrategia digital, al engagement y al storytelling que la marca de levadura había preparado con gran esfuerzo para conseguir que alguien la próxima vez comprase su marca.

Lo importante ya no es qué dices, sino cómo y dónde los dices.

Ahora más que nunca las agencias, además de crear y gestionar la activación de la marca en redes sociales, deberán velar por el correcto posicionamiento de las marcas, para que el impacto deseado 100% responda a la inversión que se realiza.

Tenemos que hacer de madres protectoras que vigilemos las malas compañías para que nuestra marca no se eche a perder.

La transformación digital esta empezando y es normal que estas cosas ocurran, ¿cuántos aviones se cayeron antes de que el primero despegará? Pero esto es una lección más de que la digitalización y la marcas necesitan de personas que vigilen por el correcto funcionamiento de su activación. Quizás en un futuro se podrá prescindir de los guardianes de marca pero hoy por hoy no.

Storytelling, Brand content y conexiones

Hace al menos 5 años que ya se empezaba a conocer el termino del Brand Content. Es una estrategia que nos sirve para crear conexiones de la marca con los usuarios desd la parte emocional.

A partir de aquí nació el termino storytelling para nombrar a la manera en que se generaba el contenido y la conexión. Así empezaron a abundar las historias personales, históricas o emocionales entorno a las marcas, cuando antes sólo conocíamos sólo su parte funcional. Rara es la marca que no se ha unido a la tendencia de crear conexiones emocionales desde las historias, o lo que ahora llamamos storytelling. Todos conocemos las historias de marcas como Red Bull, Coca Cola, Repsol o El Corte Inglés.

Muchas veces se olvida que esto de hacer branding tiene sus resultados a largo plazo, y que para que pueda ser eficiente deberá estar alineado con una estrategia de marca y digital sólidas. Muchas marcas comunican de manera diferente, dependiendo del medio o el público y así sólo consiguen crear confusión y perder la credibilidad. Si quieres crear conexión con storytelling no hay nada mejor que partir de la confianza sino no funcionará.

No puedes contar que eres alguien que no eres

El Brand Content surgió para conectar a las marcas con las personas, para contar historias que consiguieran llegar a la mente y al corazón del consumidor. Como marca nunca deberías de mostrarte o comunicar como alguien que no eres, porque al final las cosas se caen por su propio peso.

Puedes decir que eres la mejor empresa y con más premios del sector, pero si luego no ofreces a tus clientes las soluciones que necesitan y les dejas con los proyectos a medias, llegará el día que te llamarán pensado que eras lo que decías, pero no te volverán a llamar nunca más porque conocen la realidad.

El mundo de las marcas, es como el de las personas, no podemos crear expectativas que no cumpliremos, no podemos vender humo y lo que nunca haremos será mentir, porque al final sólo conseguiremos una cosa, que nuestro usuario nunca más crea en nosotros.

Nos gusta observar a las personas, sus comportamientos y sus acciones. Es ahí donde de verdad sabes que el mensaje y la conexión a través del storytelling ha existido desde siempre, pero ahora vuelve con fuerza.  ¿Cuántas veces has comprado algo porque alguien te ha contado que le salió buenísimo? ¿Cuántas veces has comprado algo porque te acuerdas de cuando lo tomabas de pequeño?

No nos cansaremos nunca de cuidarte, protegerte y velar por ti. Pero fuera, cuando no pueda protegerte, intentaremos educarte para que seas sincero, justo y responsable. En juego está tu credibilidad, tu confianza y tu marca.

Basta sólo una mentira para poner en duda todas tus verdades, no lo olvides nunca.

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para ofrecer una mejor experiencia de navegación. Si continúas navegando consideraremos que aceptas su uso. más información

ACEPTAR