Reputación: No es tu marca, eres tú

reputacion-confianza

Es un error pensar sólo en la marca como un elemento único sobre el que trabajar la reputación y el prestigio, todos los componentes que forman parte de ella influirán a la hora de crear o mejorarla y uno de ellos eres tú.

La palabra reputación tiene su origen del latín reputatĭo, y ésta de reputare (“calcular”), de re- y putare (“ordenar”)

Por tanto a la hora de cuidar la reputación de nuestra marca o la nuestra personal tendemos a calcular (anticipar) las percepciones que tienen los demás de nosotros y ordenar (alinear) las mismas a cómo quiero que lo hagan.

Seguro que conoces a alguien de tu círculo más cercano al que su magnífica, pionera e innovadora idea de negocio no le funciona a pesar de haber realizado todos los pasos que garantizaban su éxito. Seguramente su idea, plan de negocio, estrategia comercial y marca es la correcta, pero el problema sea otro, la reputación personal o profesional asociada.

Como empresa o emprendedor puedes invertir una gran cantidad de recursos en cuidar la marca de tu proyecto, imagen, gestión económica, pero si no eres capaz de cuidar aún más tu reputación como parte de ella, el éxito será muy difícil de alcanzar.

El problema de la mala reputación

Aunque en muchas ocasiones el problema de la mala reputación no sea ocasionado por uno mismo ni por su negocio o clientes, la profesión que ha elegido significa el primer hándicap con el que conseguir sus objetivos.

Profesiones como coaching, diseñador o consultor, son sólo un ejemplo de las profesiones que llevan a sus espaldas una mochila de reputación demasiado pesada que es muy difícil de mejorar ya que su negocio se basa en gran medida en gestionar intangibles (emociones, creatividades, información).

Es ahora más que nunca cuando el entorno y la sociedad, basada muchas veces en las malas prácticas de algunos profesionales, ha ocasionado una cultura profesional negativa que influye en la reputación de estos profesionales.

Demuéstrales que eres diferente

Puedes demostrar con tu marca que eres diferente, con tu trabajo, con como hablas y como te comportas como marca, pero si la persona que hay detrás no interioriza los valores que le hacen único y diferente del resto no hay nada que hacer.

La reputación es algo que necesita mucho trabajo y tiempo, pero que mal gestionada, en un segundo podemos romper para siempre y ser considerado uno más de ellos.

Demostrar que no eres igual que aquellos que si se han ganado la mala reputación, cuesta mucho esfuerzo pero garantiza una conexión de confianza con tu usuario personal y profesional que ayudará a posicionarte.

El fin de los estereotipos

Como profesionales que queremos una buena reputación de nuestra marca (personal y profesionalmente) tenemos que ser nosotros mismos los primeros que demostremos al usuario que no todos somos iguales.

Ni los diseñadores son “hipster gafapasta”, ni los coaching “curanderos happy pop”, ni los consultores “personas que se lo llevan calentito”. Como en todos los niveles de la vida, hay personas que tienen éxito engañando a los demás, jugando con las emociones o mintiendo sobre sus capacidades.

Es hora de acabar con estos modelos y ser capaces de generar una reputación profesional que se canalice en nuestra marca pero se defina en la persona o personas que hay detrás.

No hay atajos

La reputación no se gana en concursos en los que se paga por participar, eventos multitudinarios, salir en entrevistas pagadas o en publicaciones promocionadas.

La reputación buena o mala se gana desde cada uno de nosotros y nuestra proyección profesional (marca y experiencia).

Poner en valor la reputación

Tu marca, tu idea y tu usuario necesitan confiar en ti y sólo depende de ti conseguirlo.

Porque la reputación (personal y profesional) es lo que cada uno de nosotros somos: qué pensamos, cómo actuamos, qué decimos… Y esa sensación que proyectamos a los demás influye de manera determinante en su percepción.

Cuida muy bien tu reputación, vivirá más años que tú.

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para ofrecer una mejor experiencia de navegación. Si continúas navegando consideraremos que aceptas su uso. más información

ACEPTAR