MARCAS QUE NO SUPIERON ENVEJECER

cierre-empresa-nebraska-salud

Desde hace unos años, hemos sido testigos del cierre imparable de negocios míticos de nuestro país. Algunas empresas conocidas y marcas que nos acompañaron a lo largo de nuestras vidas, de la de nuestros padres y abuelos. ¿Quién no probo los famosos perritos del Nebraska? ¿O tomo unas cañas en la Cervecería Santa Bárbara? Forman parte de una historia que generaciones como los Millenials, nunca entenderán porque nunca las vivieron.

Eran negocios que en estos momentos de revolución digital sobrevivían en base al recuerdo, al valor emocional que proporcionaban a sus usuarios y a la sociedad. Pero sus servicios, de valor emocional no conseguían posicionarse en una sociedad que ha cambiado y evolucionado demasiado deprisa.


Los dueños de negocios, como Nebraska, un mítico de la capital, reconocieron que el cierre ocasionado por la insostenibilidad de sus negocio había sido en gran medida por no saber adaptarse y evolucionar a un mercado que había cambiado mucho y muy deprisa.

 

Historias de éxito

Lo cierto, es que fueron negocios que triunfaron en su momento, con estrategias comerciales básica o mínimas, basadas en su mayoría, en copiar o trasladar modelos de negocio de fuera de España a las calles principales de las ciudades más relevantes de nuestro país (un ejemplo de la estrategia que utiliza Inditex posicionando sus tiendas Zara en las mejores y más caras calles del mundo).

Eran españoles que habían tenido que salir fuera, que volvían a su país y querían hacerlo mejorando su futuro, siendo relevantes y aportando valor. La respuesta en ese momento fue positiva y receptiva, teniendo en cuenta que era una sociedad que estaba creciendo, evolucionando y mejorando. Los usuarios eran clientes que abrían su mentalidad y su forma de consumo, era un cambio de época, de cultura y de consumo. Supusieron dar respuesta a esas necesidades y además contaron con la suerte de hacerlo en un momento en el que la competencia no era significativa.

Empezaba arrancar la publicidad, el entorno económico y cultural favorecía el crecimiento y desarrollo de negocios. Pero el tiempo pasa rápido para todos, y como las personas, si no te cuidas, no te haces análisis de salud y revisas los pequeños achaques, en vez de crecer mientras envejeces, envejecerás preparándote para morir.

Estos ejemplos de empresas que tuvieron su éxito en otras épocas, han tenido una vejez que en vez de hacerlas crecer las ha preparado para la muerte, quizás por no haber tenido las ganas, el empuje, la motivación o no conocer los pasos que tenían que haber dado en vez de intentar sacar fuerzas y ejercitarse para tener una vejez de crecimiento, acabaron por ser parte del olvido colectivo y muriendo.

Por eso, para todas las empresas que se encuentran esta situación, aquellas que llegaron a ser importantes en otra época y que ahora caen el olvido, aquellas que su clientela se reduce a un target emocional a punto de desaparecer por edad, quizás sea el momento de pensar si quieren crecer aprovechando los valores positivos de su vejez o preparase para morir.

 

Evolucionar o morir

La forma de hacer negocios ha cambiado, la publicidad, la manera de comunicar y llegar al usuario también. Por eso, si decidimos crecer aprovechando nuestra experiencia de años, debemos hacerlo bien, porque sino nos ocurre como a Nebraska, nos ponemos un claim molón de “Modernos desde 1955” con un local de inspiración años 70 y clientela canosa y terminamos cerrando de la noche a la mañana con un cartel que anuncie.

Hay muchos ejemplos de empresas que con la experiencia de los años a sus espaldas, siguen en el mercado aportando valor y siendo líderes de su categoría. Empresas como Rodilla, que llevan desde desde 1939 vendiendo sándwich y están más de moda que nunca, nos demuestran que los años son experiencia que bien gestionada lo convierten en modelos de negocio de éxito y eficientes para esta nueva época. Un cambio de imagen adaptada a las tendencias actuales, una estrategia comercial que responda a las necesidades del mercado y una evaluación continua de las acciones que se toman tienen como resultado que negocios así hoy en día continúen con nosotros.

 

Recomendaciones para envejecer con salud

  1. Cuídate, revisa tu estrategia comercial y tu marca.
  2. Intégrate en la transformación digital.
  3. Adáptate al entorno y el usuario.
  4. Cambia tu hábitos.
  5. Cuida tu imagen por fuera y tu alma por dentro.
  6. Sigue activo, participa y propón.
  7. Déjate ayudar y aconsejar.
  8. Aprovecha tu experiencia para ayudar a los demás.
  9. Nunca pierdas la ilusión por seguir siendo la marca que eres.
  10. Crea valor en la sociedad y preferencia en tus usuarios.

Ser maduro no significa morir, significa crecer desde la experiencia. Tenéis el ejemplo de muchas marcas y empresas líder como Coca Cola, Cola Cao, Cuétara, SOS, Nescafe, Ford… que nos han acompañado toda la vida y siguen hoy en día con nosotros.

 

Lo importante no es llegar a viejo, es saber crecer mientras envejeces.

 

Guardar

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para ofrecer una mejor experiencia de navegación. Si continúas navegando consideraremos que aceptas su uso. más información

ACEPTAR