Branding Senior: Más mayores y menos marcas

marcas-senior-mayores-viejos-publicidad

Siempre se ha dicho que si todos los habitantes de china saltaran a la vez, podrían crear un tsunami en la otra parte del planeta. Ahora vemos como se convierte en realidad que si todos los mayores de 60 años (senior) de España se pusieran de huelga por las pensiones serían los únicos que harían cambiar de opinión al Gobierno.

Nos guste o no, la realidad es que España se está convirtiendo en un país de gente senior.

De todas las franjas de edad a partir de los 40 años, excepto la comprendida entre los 75 y los 79 años, aumentan su presencia en la pirámide de población española. Un hecho que conduce al envejecimiento progresivo de la población, como escriben en el Confindencial.

El público senior es el segmento de la población más amplio y con mayor tendencia a crecer, sin embargo muchas marcas no lo consideran su target objetivo.

Es más, si nos fijamos, no existe el Branding Senior salvo en artículos como las pastas adhesivas para prótesis dentales Corega o complementos alimenticios como Meritene. Son productos que tienen un precio algo elevado y que son asociados a un segmento de edad mayor a la media.

Las marcas no son para los senior

Desde que la publicidad es publicidad, el foco y la dirección de la captación se basa en la función de la marca y del producto, principalmente en resaltar la felicidad, la juventud, lo fresco, lo divertido y lo maravilloso que es el mundo.

Idealizar con una vida mejor, con lo aspiracional que el consumo de un producto nos puede beneficiar.

Algo está cambiando en la forma de tratar y entender la forma y el contenido, con una vuelta a lo normal y lo cotidiano, pero para muchas marcas, los “senior” siguen quedándose fuera; ser mayor no vende.

El mayor mercado, en la mayor edad

Aunque muchas marcas aparten al segmento senior por no sentirse alineados con ellos en su propuesta de valor, están cometiendo un gran error porque los del perfil senior consumen de una manera diferente.

Podemos ver que demográficamente el comportamiento social de un país como España en el que los abuelos cuidan de los nietos y en ocasiones de los hijos, se convierte en un poder decisivo de compra muy influyente para no tenerlo en cuenta.

Marcas como Mango, Ford o L´oreal ya se han dado cuenta que los senior cuentan y mucho a la hora de hacer cuentas.

Las marcas se adaptan

Para poder llegar a este target, las marcas tienen que saber adaptar su mensaje y alinearlo a un usuario muy racional que ante todo tiene mucho tiempo para analizar e investigar (no se mueve por compras de impulso).

La manera en la que se llega al usuario también supone una adaptación total, aunque el uso de las nuevas tecnologías para los mayores de 65 años ya no es un problema, la experiencia de uso tiene que ser diferente y sobre todo fácil.

Aquí juega un papel muy importante la experiencia de usuario porque será decisivo a la hora de que podamos utilizar e implementar estrategias que de verdad puedan llegar al usuario.

El contenido también es crucial, ya que este segmento, se ve muy influenciado por la parte emocional a la hora de utilizar recursos como el recuerdo. Pero a la vez, es conservador, tranquilo y estable, buscando el beneficio y la ventaja competitiva frente al resto.

Nuevas maneras de comunicar

Por eso las agencias están viendo que hay que cambiar la forma de comunicar, no sólo para los productos asociados a un perfil más senior como los audífonos, por ejemplo.

Si no también, para aquellos productos de consumo general, como Coca Cola, que por cierto nos encanta su último anuncio dedicado al público senior, en los que ellos son target objetivo.

A partir de ahora, piensa que si el público senior es capaz de hacer cambiar de opinión a un político por una pobre decisión, ¿qué no serán capaces de hacer por tu marca?

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para ofrecer una mejor experiencia de navegación. Si continúas navegando consideraremos que aceptas su uso. más información

ACEPTAR
Aviso de cookies